Maharishi Mahesh Yogi
NOTICIAS MT
País Global de la Paz Mundial

 
Portada - Noticias MT 
 
 UNIVERSIDAD ABIERTA MAHARISHI
 Emisiones en Español
 Detalles del Satellite
 
 CURSOS
 Meditación Trascendental
 
 INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
 
 SISTEMA VÉDICO MAHARISHI DE SALUD
 
 STHAPATYA VEDA MAHARISHI
 
 JYOTISH MAHARISHI
 
 LIBROS
 
 VARIOS
Búscar

VARIOS Última actualización: 27/02/07 18:27:27


Literatura y estados cumbre de conciencia, la naturaleza de las experiencias cumbre
Por Arq. Javier Ortiz Cabreros
Feb 20, 2002, 19:16

Envie este artículo
 Imprimir página

Casi a inicios del siglo pasado, William James, padre de la psicología americana, examinó cientos de casos y autobiografías con el fin de documentar el hecho ampliamente difundido de estados de "unificación" fisiológica y mental y que fueron publicados en "The Varieties of Religious Experience" donde escribió "fuera de la conciencia ordinaria…nosotros los sentimos como estados unificadores … en ellos lo ilimitado absorbe los límites" en ellos se obtiene "el sentido de percibir verdades no conocidas antes y los misterios de la vida se vuelven lúcidos".

Estos estados son inefables y ocurren espontáneamente. En los 60's Abraham Maslow amplió estos conceptos y comenzó a estudiar a la gente que él llamó "autorrealizada" es decir gente que había realizado su potencial humano. El recogió pasajes de momentos cumbre de sus vidas, momentos de intuición, revelación, iluminación y éxtasis y los llamó Experiencias Cumbre.

En estas experiencias el sujeto y el mundo se perciben como un todo integrado, unificado, perfecto, realizado, viviente, hermoso, gozoso, universal, eterno y autosuficiente. En ellas hay una tendencia a perder el miedo, la ansiedad, la confusión, las inhibiciones, el temor a la enfermedad y a la muerte. Maslow también demostró que estas experiencias han sido reportadas universalmente en todas las culturas y en todo momento de la historia.

La psicología actualmente ve estas experiencias como precursoras de estados superiores de conciencia humana. Un artículo publicado en Newsweek el 14 de mayo revisa este panorama bajo una nueva rama de la ciencia a la que se le ha llamado la Neuroteología es decir la neurobiología de las experiencias espirituales o Experiencias Cumbre. Sin lugar a dudas se puede afirmar que estas experiencias son naturales que están incorporadas dentro del "software" en nuestro cerebro y que son capaces de ser expresadas por su "hardware" a través de un proceso adecuado.

Una encuesta reciente realizada por Gallup en Estados Unidos encontró que el 53% de personas las han tenido al menos una vez en su vida. Estas experiencias son independientes de la tradición religiosa y por ello se han encontrado como teniendo características uniformes en toda cultura y todo tiempo. Por el contrario, en realidad, muchas tradiciones religiosas se han consolidado a través de la "divinización" de quienes han logrado no sólo tener estas experiencias como algo esporádico y casual, sino como una experiencia permanente incorporada a su vida diaria. Lo extraordinario de este estado, y lo poco usual de la manifestación plena de ese 100% del potencial humano condujo a que se les adorara en vez de procurar desarrollar en uno mismo esa perfección mostrada por ellos, tal y como ellos mismos lo habrían querido y de hecho lo enseñaron.

Estos estados superiores de conciencia, son absolutamente naturales y se manifiestan muchas veces desvinculados por completo de cualquier fe o religión. Actualmente recién han comenzado a ser entendidas y estudiadas dentro de cánones científicos y experimentos repetibles que asocian estos estados mentales con transformaciones neurofisiológicas únicas. Si la experiencia espiritual es real debe producir cambios cuantificables en la dinámica cerebral y corporal.

Ha sido Maharishi Mahesh Yogi quién ha motivado gran parte de esta investigación y también quién ha proveído a partir de la tradición Védica un marco teórico y práctico confiable no sólo para el entendimiento de estos estados sino para desarrollarlos de una manera sistemática para el beneficio de todo individuo a través de la Meditación Trascendental. No vamos a entrar en detalles de mecanismos neurofisiológicos en este artículo que pretende demostrar la universalidad de estas experiencias en todo tiempo y cultura a través de los ejemplos que nos da la literatura universal.

Autores de toda época desde Dante hasta Proust, y desde Santa Teresa hasta Dostoyevsky han reportado estas experiencias que se traslucen en sus aportes literarios. Las vamos a agrupar para este caso sin entrar a explicar la naturaleza propia de cada experiencia ni el estado superior de conciencia a la que pertenece pues cada verso merecería un extenso comentario explicativo. Sin embargo al disfrutarlas intuitivamente sabremos reconocer en ellas experiencias reales que van mas allá de la mera creatividad literaria.

EXPERIENCIAS CUMBRE EN NARRATIVA

Eugene Ionesco en su autobiografía "Present Past Past Present" escribe: "Hace mucho tiempo, yo era sobrecogido por una especie de gracia, de euforia … era como si me encontrase a mi mismo súbitamente en l centro de la inefable existencia pura…No me parecía que era víctima de una crisis, al contrario, me hace uno con la Unica realidad Esencial" y continúa "Con palabras solo se puede desfigurar, no pueden describir esta total intuición orgánica… que lo inundaba todo, lo cubría todo, ambos mi otro ser y el ser de los demás". Con experiencias como esta, Ionesco no dudó en encontrar ridícula la superficialidad de la vida diaria que describe en sus obras y las experiencias de flotación mística que describe en su teatro.

May Sinclair describe características peculiares de conciencia pura como una base "brillante y continua" en su novela "Mary Olivier": "Le había sobrevenido cuando era niña, en flashes claros y brillantes, le sobrevino de vez en cuando en la adolescencia; luego de haberla dejado durante 23 años le vino como manando dentro y fuera de ella… porque haber tenido que esperar tanto antes de poder recordarlo y estar consciente de él como un base brillante y continua? Ella no había estado consciente de ello antes, sólo había pensado en él, en la Substancia, la Realidad, Dios".

Kathleen Rain, poeta británico escribe en "The Land Unknown": "…podía sentir el flujo de la vida en las células. No estaba percibiendo la flor, estaba viviéndola. Estaba consciente del flujo de la vida de la planta como un flujo lento de una corriente vital de luz líquida de la pureza mas extrema. Esta forma dinámica era de un orden espiritual y no material, como de materia percibida a sí misma como espíritu…percibido como un todo, el todo era viviente y como tal acompañado de una sensación de inmaculada santidad", continua: "Lo que percibí no era un estado extraño sino mas bien como si hubiese experimentado las cosas como finalmente eran. Ese lugar es adonde pertenezco donde de alguna manera siempre estuve y siempre estaré, un lugar mas natural que la torpe conciencia común".

Gustavo Flaubert describe en su novela "La Tentación de San Antonio" una experiencia de unidad con el todo tenida por San Antonio : "Frecuentemente he sentido que algo mucho mas grande que yo se fundía con mi ser, que poco a poco iba hacia dentro del verdor de los pastos y de la corriente de los ríos. No demoré mucho en saber donde estaba mi espíritu, que se hacía universal, extendiéndose por todos lados. Era como si una inmensa armonía llenase el alma con palpitaciones maravillosas y sentía una plenitud inexpresable y una comprehensión de la no revelada totalidad de las cosas. Las diferencias se desvanecían y todo era bañado de infinitud…Un poco mas y me habría vuelto naturaleza o la naturaleza se habría convertido en mí…inmortalidad, ilimitación, infinitud. Yo tengo todo! Yo soy Todo!".

EXPERIENCIAS CUMBRE EN POESÍA

Muchas experiencias cumbre han sido reportadas a través de la poesía en especial la española. Tal vez uno de los poetas mas deliciosos sea Juan Ramón Jiménez quién ha escrito numerosos poemas que describen maravillosas experiencias de unidad. Como ejemplo veamos el Poema 125 de Eternidades:

"Yo no soy yo
Soy este Uno
que va a mi lado sin yo verlo;
que a veces voy a ver
y que a veces olvido.
El que calla sereno cuando hablo
El que perdona dulce cuando odio
El que pasea por donde no estoy
El que quedará en pié cuando yo muera".

De su libro "Dios Deseado y Deseante" dos magníficas experiencias:

"Ahora yo soy ya mi mar paralizado
el mar que yo decía, mas no duro,
paralizado en olas de conciencia en luz
y vivas hacia arriba todas, hacia arriba.
Todos los nombres que yo puse
al universo que por ti me recreaba yo,
se me están convirtiendo en uno y en un
Dios." y
"ahora yo sé ya que soy completo,
porque tú, mi deseado dios, estás visible,
estás audible, estás sensible
en rumor y en color de mar, ahora;
porque eres espejo de mí mismo
en el mundo, mayor por ti, que me ha tocado."

De San Juan de La Cruz algunos fragmentos de su dulce poesía:

"Yo no supe donde entraba
pero cuando allí me ví
sin saber donde estaba
grandes cosas entendí;
no diré lo que sentí
que me quedé no sabiendo
toda sciencia trascendiendo…

El que llega allí llega de vero
de sí mismo desfallece;
cuanto sabía primero
mucho bajo le parece;
y su sciencia tanto crece
que se queda no sabiendo,
toda sciencia trascendiendo…"

Y de Dante brevemente algunas experiencias sublimes narradas en Paraíso de su Comedia:

"Yo al cielo fui que mas luz reviste
y vi lo que al bajar de aquella cima
a poder ser contado se resiste" (C.1)

"Así la mente mía, suspendida,
miraba inmóvil, fija y tan atenta
que, mirando, poniase encendida.
Tanto en aquella luz el gozo aumenta
que volverse a buscar distinto aspecto
no es posible que nunca se consienta" (C.33).

Ahora veremos algunas experiencias de poetas orientales como Ibn Arabi, poeta musulmán nacido en España en el siglo 12 quién escribió :

"He conocido a mi Señor sin confusión ni duda. Mi naturaleza íntima es la Suya, sin falta ni defecto. Entre nosotros dos no hay tiempo y en mi alma el mundo oculto se manifiesta".

Rabindranath Tagore, el celebre poeta hindú escribió en Gitanjali: "Con el contacto inmortal de tus manos mi pequeño corazón se expande sin fin…Tus dones infinitos vienen hacia mí.."(1) "Irrumpiste en mi corazón como un desconocido entre la multitud, Rey mío, e imprimiste tu sello de eternidad en los instantes pasajeros de mi vida"(43) "Tu corazón se inclina hacia mí desde lo alto, tus ojos descienden a ser los míos y tus pies reposan sobre mi corazón" (59).

Walt Whitman tiene una obra repleta de un entendimiento y disfrute de su Yo cósmico. Escoger algunos versos es difícil pero tenemos en el 48 de Canto a Mi Mismo":

Oigo y contemplo a Dios en cada objeto aunque no comprenda a Dios en lo mas mínimo ni comprenda quién pueda haber mas maravilloso que Yo mismo…Porque desearía vera a Dios mejor que hoy?

Igualmente T.S. Eliot escribió su obra maestra de trascendencia de tiempo y espacio "Four Quartets":

"la mente esta consciente pero consciente de nada Yo le digo a mi alma, quédate quieta y espera sin esperanza…Espera sin pensamiento…así la oscuridad se convertirá en luz, y la quietud en danza."

Hasta Arthur Rimbaud considerado por muchos un poeta maldito, escribió en su poema "L' Eternité":

"La hemos encontrado
Qué? La Eternidad.
Sol que se ha marchado
en pos de la mar."

El gran poeta chileno Vicente Huidobro escribe en su poema "Al Oído del Tiempo":

"El universo viene a picotear en mis manos
los que no saben lo espantan torpemente …
Y luego todo se va
y yo miro la tierra y sus distancias desesperadas
cuando las olas se hablan entre sí
no hay formas no hay colores
no hay seres al fin de esta luz sin luz
desaparece la creación y sus augurios
sus pensamientos sus sensaciones…

Para ver esto hay que resucitar dos veces Para sentirlo hay que morir primero".

Javier Heraud en su famoso poema "El Río" trasunta unidad con la naturaleza y el gozo que esta unidad produce:
"Yo soy un río.
Yo soy el río eterno de la dicha." (5)

"Yo soy el río que viaja dentro de los hombres,
árbol fruta
rosa piedra
mesa corazón
corazón y puerta
retornados" (6) "

…los arboles cantan con el río,
los árboles cantan
con mi corazón de pájaro
los ríos cantan con mis
brazos" (8).

Debemos decir también que los autores de canciones y música popular no han sido ajenos a estas experiencias como algunos textos de Jim Morrison del grupo The Doors, y aquí mas cerca algunos textos de Delude del grupo Frágil y de Pedro Suarez-Vertiz quién en su canción "Me Elevé" escribe:

"Una vez sobre mi alma
se posó algo de Ti,...

No había ruidos allí afuera
no había sombra en la pared...
Me elevé hasta el fin
Vi una luz y escuché una voz en silencio...
Vi una flor y un colibrí
de algo bello ellos me hablaba
Yo entendí…
Ahora todo lo entiendo
Yo lo sé".

CONCLUSION

Estos ejemplos nos muestran que estas experiencias son tan naturales que lo mas probable es que Ud. mismo, estimado lector también las haya disfrutado. Valgan estas experiencias para motivarlos a desarrollar estos estados superiores de conciencia y vivir su vida en plenitud. Técnicas naturales y sistemáticas como la Meditación Trascendental son capaces de desarrollarlos y convertirlos en experiencias estables en la vida diaria. Alcanzar la plenitud de la vida, no como un breve chispazo, sino como una realidad permanente que glorifique nuestras vidas es algo que esta a nuestro alcance pues es nuestro derecho de nacimiento y está incorporado en la naturaleza de nuestro cerebro mas haya de nuestras creencias.

Arq. Javier Ortiz Cabreros
Presidente
Instituto Maharishi de Ciencia y Tecnología del Peru
mt_peru@terra.com.pe


© Copyright 2004 Fundación País Global Maharishi de la Paz Mundial

Subir

VARIOS
Últimos Titulares
El Cineasta David Lynch habla sobre la Meditación Trascendental
Literatura y estados cumbre de conciencia, la naturaleza de las experiencias cumbre